Goldman Sachs promovió la compra de Shell, dice que el gigante petrolero podría ganar un 40%